` Aceite de oliva español explorando otros mundos - Olive Oil Times

El aceite de oliva español explorando otros mundos

Octubre 8, 2013
Olivarama

Noticias recientes

europa-aceite-de-oliva-español-explorando-otros-mundos-tiempos-de-aceite-de-oliva-aceite-de-oliva-español-explorando-otros-mundos

Ya habla chino. Brasileño también. Nuestro preciado aceite de oliva virgen extra se ha convertido en un ejemplo de destreza multilingüe. Y solo porque sus beneficios son reconocidos por aquellos habitantes de otros países que, en lugar de preparar sus ensaladas o combinarlas con sus recetas, están interesados ​​en mantenerse saludables.

Los paladares orientales y brasileños adoran esta joya gastronómica y no duden en vincular sus orígenes con nuestro país. Al menos esta es la percepción que OLIVARAMA tuvo después de visitar la Exposición Internacional de Aceite de Oliva de China 2013, en Guangzhou, y SIAL, en Brasil.

El aceite de oliva español se vende actualmente en más de 140 países de los cinco continentes. Su renombre mundial está en aumento y, en los últimos años, en mercados emergentes como China y Brasil se ha fortalecido mucho más. Esto lo confirman diversos estudios realizados por organismos nacionales como la Cámara de Comercio Internacional de España (ICEX) o el Interprofesional del Aceite de Oliva English, lo que demuestra que este producto alimenticio es muy aclamado por los consumidores en ambos países, principalmente, debido a su calidad.

Esta situación surge de una obsesión con la salud que caracteriza tanto a los chinos como a los brasileños, quienes priorizan los múltiples beneficios que ofrece al cuerpo al adquirir este producto.

Según las autoridades aduaneras chinas, hasta junio el país asiático había comprado 10,302 toneladas de aceites españoles, lo que representa un crecimiento del 27.50 por ciento respecto al mismo período del año anterior, en 2012. Por su parte, las importaciones brasileñas también crecieron un 18.84 por ciento. , a 8,735 toneladas.

Evidentemente, Made in Spain está triunfando más allá de nuestras fronteras. Las ventas de nuestro aceite son más que extraordinarias. España se posiciona entre los principales proveedores de oro líquido del mundo y, sin embargo, sigue siendo una gran incógnita entre la mayoría de los habitantes del país.

Es por ello que Olivarama, en su recorrido por diversas ciudades de todo el mundo, hizo una parada en estos países este año para dar a conocer la joya de nuestra gastronomía. En junio pasado, visitamos la Exposición Internacional del Aceite de Oliva de China 2013, celebrada en Guangzhou. A fines del mismo mes, asistimos a SIAL Brasil, en Sao Paulo.

Más conocimiento, más consumo.

La Consejo Oleícola Internacional (COI) prevé que en la campaña 2012/13, el consumo de aceite de oliva puede aumentar a alrededor de 10,000 toneladas en China (el décimo segundo puesto en el ranking mundial de consumo de aceite de oliva y el séptimo mayor importador de aceite de oliva en términos de volumen); y 70,000 toneladas en Brasil (nuestro segundo mayor cliente en el continente americano y el noveno comprador mundial de aceites nacionales).

Posiblemente la herramienta más efectiva para impulsar estas cifras es la promoción. Campañas promocionales dirigidas al consumidor final que subrayan la versatilidad de este ingrediente en la cocina, sus raíces culturales, su vínculo con el turismo y, por supuesto, sus propiedades organolépticas que finalmente aumentan el número de fanáticos a alturas insospechadas.

Esto es algo de lo que Olivarama sabe todo, ya que a donde quiera que vaya elogia las cosechas españolas, o más bien las vírgenes extra que los productores nacionales producen con tanto amor. Y lo hicimos en los dos escenarios antes mencionados.

De enorme renombre internacional, tanto el evento de Guangzhou como el de Sao Paula proyectan una imagen muy positiva de la evolución futura de La dieta mediterránea icono en sus respectivos mercados. Precisamente por eso Olivarama decidió involucrarse más profundamente en ambas ferias con el fin de fomentar el interés por nuestros jugos nacionales entre los profesionales y consumidores finales.

Dos destinos, un placer sensorial.

En China, los habitantes de clase media no utilizan habitualmente aceite de oliva, salvo en casos puntuales, aunque lo perciben como un alimento gourmet, para uso cosmético o incluso medicinal. En este país, la posición de España como primer productor de aceite de oliva, los importantes esfuerzos realizados por empresas e instituciones del sector para promocionar el producto, y la presencia dominante del aceite de oliva en las estanterías, han contribuido a reforzar la imagen de este placer sensorial.

Según el ICEX, el gigante asiático probablemente constituye el mercado con más potencial para el aceite de oliva español. También lo es Brasil que, con una población de 190 millones de habitantes y un fuerte crecimiento económico, se ha convertido en uno de los mercados prioritarios para Aceites de oliva españoles.

En el país amazónico, los cambios registrados en los gustos de los consumidores en los últimos años, así como el mayor poder adquisitivo de la población, han impulsado la compra de este alimento saludable que siempre ha estado presente en la dieta brasileña gracias a la influencia cultural portuguesa.

Ambos territorios representan claramente importantes oportunidades comerciales importantes para las empresas petroleras españolas que, bajo la amenaza de la creciente competencia nacional, constituyen un acuerdo. "Mercados vírgenes aún por explorar. Porque debemos recordar que, por ejemplo, en China, en regiones tan privilegiadas como Gansu, Sichuan, Yunnan y Shaanxi, ya están cultivando sus propios olivares.

China

La demanda incipiente es principalmente el resultado de un mayor nivel de vida entre sus ciudadanos, que prefieren adquirir alimentos más saludables en lugar de otros que son más perjudiciales para la salud.

Aunque es cierto que el consumo de aceites vegetales sigue siendo significativo, cada vez más consumidores están introduciendo aceite de oliva en su dieta diaria.

Sus compras se limitan a las grandes ciudades con un poder adquisitivo medio-alto y gustos exquisitos, junto con hábitos alimentarios con influencias occidentales.

A pesar de que se conocen mejor sus usos culinarios, todavía se desconoce en gran medida. En los hogares este producto no se utiliza para consumo directo (ensaladas), sino que se percibe como un ingrediente necesario para freír. Los habitantes de Beijing, Cantón y Shanghái son los que prefieren condimentar sus platos con él.

La mayoría de las ventas se registran en canales de supermercados. También se vende en el canal HORECA o en tiendas gourmet.

Brasil

El factor decisivo en los hábitos de consumo brasileños es el alto precio y la falta de conocimiento sobre sus usos culinarios, ya que la mayoría solo lo usa para aderezar ensaladas, mientras que muy pocos lo usan para cocinar o freír, por ejemplo.

Compran aceites suaves, que tienden a ser más dulces, y prefieren un color verdoso ya que lo asocian con la calidad.

El olivo, virgen y extra virgen Las categorías generalmente se compran. El uso está limitado, sobre todo, a los períodos de Pascua y Navidad para hacer platos típicos de bacalao.

La clase media consume la mayoría de litros, en concreto, los deportistas y los preocupados por su salud ya que la asocian con una dieta y un estilo de vida saludables.

Geográficamente hablando, el consumo se concentra principalmente en el sureste del país, con los principales centros en Sao Paulo y Río de Janeiro.

Fuente: ICEX

Este artículo apareció por primera vez en la revista Olivarama y no ha sido editado por Olive Oil Times.

Noticias relacionadas

Comentarios / Sugerencias