La Guardia Civil española incauta 120 toneladas de aceite de oliva falso

Los agricultores alertaron a la policía que algunas empresas podrían haber estado manipulando el aceite de oliva con biodiesel, con la intención de distribuirlo en el mercado como aceite de oliva.

Mayo. 30, 2016
Por Ylenia Granitto

Noticias recientes

La Guardia Civil española ha incautado más de 120 toneladas de aceite de oliva falso, bajo la operación "Cloroil.

Las unidades de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Jaén detuvieron a 9 personas y otras 2 están ahora bajo investigación. Cuatro tienen antecedentes penales por ilegalidades como falsificación y fraude contra consumidores. Entre ellos se encuentran: Enrique Fuentes Ibáñez, quien ya cumple condena por el "El caso de Iniosa (presunto fraude en el que más de 200 olivareros de Jaén y Córdoba entregaron sus cosechas de aceitunas de 2001 y 2002 a una empresa que posteriormente se declaró en quiebra dejándolas impagadas); y su hijo Enrique Fuentes P., también preso por fraude fiscal por falsificación y pertenencia a una organización criminal.

Según el Guardia Civil sitio web, la operación se puso en marcha cuando los agentes, durante una de sus reuniones periódicas con organizaciones agrarias, cooperativas y asociaciones de agricultores, fueron alertados sobre la posibilidad de que algunas empresas pudieran haber estado manipulando aceite de oliva con biodiesel, con la intención de distribuirlo. en el mercado como aceite de oliva. 

Los agentes instalaron un dispositivo para detectar el movimiento de camiones y encontraron que una empresa con sede en Jaén era receptora de envíos de aceite de girasol de Francia, aceite de palma de Ecuador y aceite de aguacate de Grecia. También encontraron que la compañía estaba adquiriendo aromas y colorantes que no eran necesarios para sus actividades comerciales designadas. 

La Guardia Civil, en coordinación con la Consejería de Agricultura de la Junta de Andalucía, inspeccionó las instalaciones y áreas administrativas de la empresa y tomó muestras de aceites de oliva en otras cuatro empresas de Jaén, Granada y Córdoba. Descubrieron y confiscaron 120 toneladas de diferentes aceites, aromatizantes de tomillo y ajo, 16 por ciento de clorofila de magnesio soluble en grasa y documentos falsos.

La falsificación de los documentos de transporte supuestamente se utilizó para evitar el rastreo de grandes contenedores deficientes utilizados para el transporte de aceites, lo que generaba un riesgo para la salud por la posible presencia de residuos nocivos. La mezcla de aceites puede ser perjudicial para las personas sensibles a determinadas sustancias y alérgenos.

Uno de los procedimientos utilizados para la obtención del aceite podría ser utilizar extractos ya utilizados y descartados por otros fabricantes, mientras que el aceite de girasol ha sido sometido a un proceso de refinado y luego mezclado con aceite de palma o aguacate. Se encontró que el producto final estaba compuesto por solo un 15 por ciento estimado de aceite de oliva.


Noticias relacionadas

Comentarios / Sugerencias