El efecto de Xf en las hojas de uva.

Una evaluación realizada por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) concluyó que los tratamientos que se están usando en olivos en Apulia (Puglia) afectados por la bacteria Xylella fastidiosa han resultado en una reducción de los síntomas, pero no tienen éxito en la eliminación de la enfermedad.

Un comunicado de prensa publicado por la EFSA reveló los detalles de una declaración adoptada por el Panel de expertos de la EFSA sobre salud de las plantas que describe su opinión sobre soluciones de tratamiento para plantas infectadas por Xf. La evaluación se realizó en respuesta a una solicitud de la Comisión Europea de asesoramiento científico en respuesta a preguntas sobre su estrategia de control contra Xf en la región de Apulia.

El panel de la EFSA evaluó dos métodos de tratamiento experimental diferentes que se están llevando a cabo actualmente en Apulia por dos grupos separados de investigadores. El primer grupo de la Universidad de Foggia ha tratado los olivos infectados con Xf con compuestos bioactivos que se aplican después de la poda extensa de los árboles. Cinco meses después del tratamiento, los árboles crecieron rápidamente nuevas ramas con nuevas hojas libres de síntomas y produjeron buenas cosechas.

El otro método de tratamiento lo llevan a cabo investigadores de CREA (Consiglio per la ricerca in agricoltura y l'analisi dell'economia agraria) e implica el uso de un producto comercial de zinc, cobre y ácido cítrico para tratar olivos infectados. Aquí también se observaron resultados positivos, con los árboles que sobrevivieron al verano de 2015 y al invierno siguiente.

Estos tratamientos experimentales se probaron para determinar su efectividad solo en la supresión de los síntomas de la enfermedad, y según los investigadores, los resultados positivos se pueden considerar solo como preliminares, y los tratamientos adicionales deberían probarse en el transcurso de otra temporada de crecimiento.

El panel de expertos de la EFSA está de acuerdo en que no se ha establecido la efectividad a largo plazo de estos tratamientos, y se requerirán estudios adicionales de tratamientos que se extiendan durante varias temporadas de crecimiento para llegar a una conclusión sobre su sostenibilidad. Pero el panel reconoce en su declaración los efectos positivos de tales tratamientos en la prolongación potencial de la vida de los olivos, especialmente en la zona infectada en Apulia, que actualmente se encuentra bajo contención.

El panel de la EFSA también examinó los tratamientos utilizados en otras partes del mundo para controlar las infecciones bacterianas en olivos, vides y cítricos, manzanos y perales. Encontró que los resultados observados en Apulia son consistentes con la experiencia de otras partes del mundo y confirmó que aunque existen tratamientos que pueden reducir sus síntomas, no existe un tratamiento para eliminar la Xylella fastidiosa.



Más artículos sobre: