`Más que una simple tradición: Olive Oil Times

Más que mera tradición

Enero 19, 2012
Olivarama

Noticias recientes

España es un país repleto de tradiciones forjadas a lo largo de una larga y colorida historia, ya que las diversas naciones ocupantes dejaron su huella indeleble en su muy variada geografía. Muchas de estas costumbres, sobre todo las más singulares, suelen servir para definir la esencia de los lugares que representan, hasta el punto de que hoy serían incomprensibles sin ellas.

Esto también parece ser la base de la serie documental, Un país para comérselo, en el que los actores Imanol Arias y Juan Echanove visitan las zonas más emblemáticas de cada provincia española, destacando sus valores desde el punto de vista cultural y gastronómico. Sin embargo, esto no quiere decir que nuestro país viva en el pasado. Al contrario, esta tierra lleva años trabajando duro para proyectar una imagen de modernidad al mundo, y en muchos ámbitos puede presumir de éxito. Baste mencionar las prácticas actuales aplicadas en la producción de aceite de oliva que son muy diferentes a las observadas hace no tantos años. En este caso, la tradición ha dado lugar a la vanguardia y, con ella, el mayor salto cualitativo en la historia del aceite de oliva en España.

La provincia de Jaén, como principal área productiva nacional, no se ha mantenido ajena al cambio y cada vez son más los profesionales que invierten en calidad aplicando protocolos inteligentes e innovación tecnológica.

La calidad importa.
Encuentre los mejores aceites de oliva del mundo cerca de usted.

En la retrospectiva de esta región de Andalucía realizada por el citado programa de televisión, se retrató la industria oleícola tal como la hubiéramos descubierto en el ya extinto NO-DO. Si bien es cierto que algunos olivares todavía utilizan palos de madera para golpear las ramas de los árboles para sacudir el fruto, también es cierto que las técnicas de recolección actuales están más evolucionadas y que muchos agricultores utilizan modernos sistemas vibradores para recolectar las aceitunas. . Este episodio no refleja la realidad dado que el molino elegido para ilustrar el proceso de extracción parecía emular a las prensas que, a mediados del siglo pasado, operaban con maquinaria obsoleta en un contexto en el que la higiene brillaba por su ausencia. Lamentablemente, las únicas señales de progreso que consiguieron abrirse camino en este episodio no fueron más allá de la interesante arquitectura de un molino de Jaén. Punto final.

En definitiva, el programa dejó escapar una oportunidad única para promover los secretos del aceite de oliva y optó por volver a los mismos viejos clichés de siempre. Quizás al hacerlo pretendía justificar la desafortunada conclusión de que el "la gente de Jaén viene de un lugar con pocas ambiciones ”. Una mirada que, obviamente, no compartimos.

Los artículos de Olivarama también aparecen en la revista Olivarama y no son editados por Olive Oil Times.

Noticias relacionadas

Comentarios / Sugerencias