Galardonada empresa española de aceite de oliva Basilippo afirma haber creado la primera etiqueta termocrómica del mundo para ayudar a los consumidores a mantener el AOVE a la temperatura adecuada.

Basilippo desarrolló el sistema de etiquetado de temperatura controlada, Cool Extra Virgin, que proporciona a los consumidores información precisa sobre la temperatura del aceite de oliva.

El objetivo es ayudar a los consumidores a mantener la calidad y saber si es necesario cambiar el entorno de almacenamiento de la botella.

Al hacer el anuncio hoy, el gerente de ventas y marketing, Diego Vergara, explicó a Olive Oil Times cómo el innovador sistema es pionero en la industria y garantiza el mantenimiento del frío durante todo el proceso de desarrollo de Basilippo EVOO.

La tecnología termocrómica de la etiqueta utiliza compuestos sensibles que cambian temporalmente de color con la exposición al calor.

La etiqueta cambia de color de azul a blanco cuando la temperatura excede 27 ° C (80.6 ° F), para ayudar a mantener intactas las características organolépticas del AOVE.

Basilippo tiene temperaturas ideales de entre 15 ° C (59 ° F) y 24 ° C (75.2 ° F).

La directora general de Basilippo, Juana Roldan, dijo que Cool Test sys­tem asegura las condiciones durante todo el proceso de desarrollo.

“Después de años de existencia de 15, hemos aprendido que gran parte de la complejidad sensorial del aceite de oliva virgen extra depende de la temperatura.

"Basilippo tiene la obsesión de mantener el frío del olivo a la botella de aceite de oliva virgen extra, para llegar a la mesa de nuestros clientes en las mejores condiciones posibles".

La marca insignia de la empresa Basilippo Gourmet First Days of Harvest es un three-time award win­ner en el Concurso Internacional de Aceite de Oliva de Nueva York (NYIOOC).

El Buena onda Extra Virgin El proyecto fue iniciado hace dos años por el fundador de Basilippo, Juan Antonio Morillo Ruiz, quien falleció a principios de este año.

"Juan Antonio siempre estaba trabajando para mejorar el sistema de producción, buscando cómo mejorar el aceite de oliva virgen extra y, sobre todo, cómo educar a los consumidores para que conozcan la diferencia y disfruten los buenos aceites".

Roldán dijo que los clientes deberían controlar la temperatura de la botella para conservar la calidad del AOVE y que el nuevo etiquetado lo hace lo más cerca posible.



Comentarios

Más artículos sobre: ,