`Una entrevista con Maximiliano Arteaga Blanco - Olive Oil Times

Una entrevista con Maximiliano Arteaga Blanco

Octubre 25, 2012
Olivarama

Noticias recientes


Maximiliano Arteaga Blanco, codirector de Arco Agroalimentaria

El engaño resulta barato para algunas compañías petroleras.

Prácticamente nadie en el sector del aceite de oliva desconoce la labor que realiza Arco Agroalimentaria. En tan solo unos años, esta joven empresa ha logrado posicionarse como un referente internacional ofreciendo todo tipo de servicios diseñados para ayudar a los productores a lograr aceites de la mejor calidad y obtener el máximo beneficio de sus plantaciones.

El camino hacia su posición actual no ha sido fácil, especialmente teniendo en cuenta que los productores españoles siempre han sido reticentes a la hora de contratar los servicios de una consultora externa. Sin embargo, una vez que se obtienen los resultados deseados, nadie vuelve a cuestionar el valor de estos servicios.

Maximiliano Arteaga, Maxi para todos los que lo aprecian, es un buen amigo por encima de todo. O al menos así lo vemos los que le damos vida a esta revista. Fue gracias a él y a su inseparable compañero, César Cólliga, que descubrimos los misterios de la cata de aceites. Esto sucedió muchos, muchos años antes de que decidiéramos embarcarnos en este proyecto editorial que, por cierto, han apoyado incondicionalmente desde el principio. Un hecho por el que estaremos eternamente agradecidos.

En la actualidad, además de nuestros lazos de amistad, también nos une una estrecha relación profesional, que se refleja en todas y cada una de las ediciones de nuestra "Panel de degustación ", en el que analizan de forma independiente y rigurosa cada uno de los aceites enviados a su laboratorio.

Anuncio

Prácticamente fuimos testigos del nacimiento de la compañía que administran conjuntamente, Arco Agroalimentaria, y desde entonces los hemos visto crecer imparablemente para obtener un merecido reconocimiento nacional e internacional. Y si aún no lo hemos hecho, nos gustaría aprovechar este artículo para ofrecerles nuestras más sinceras felicitaciones por sus éxitos y alentarlos a continuar cumpliendo sus objetivos personales y profesionales.

Siempre que un artículo o un servicio aparece en el mercado, suele hacerlo por dos motivos principales: ya sea para responder a una demanda, o para generar una nueva necesidad. En el caso de Arco Agroalimentaria, ¿qué te impulsó a crear la empresa?

Arco Agroalimentaria fue fundada en el año 2000 con el objetivo de brindar servicios de consultoría técnica a las distintas empresas petroleras. En este sentido, tanto César como yo ya teníamos una amplia formación en agricultura y tecnología alimentaria. También teníamos cierto conocimiento sobre las fases iniciales del proceso de elaboración del aceite de oliva, ya que nuestras dos familias siempre han gestionado su propia producción.
En principio, nuestra actividad se resolvió principalmente en torno a la capacitación de todo tipo de empresas y cooperativas relacionadas con el sector petrolero. Entre los temas abordados, los más frecuentes giraron en torno al cultivo, elaboración, análisis sensorial y calidad del olivo.

Pasado un tiempo, poco a poco empezamos a trabajar para incrementar la rentabilidad de la empresa, optimizando la gestión de almazara y bodega.

En realidad, para responder a su pregunta, la necesidad ya existía, aunque el sector aún no se había dado cuenta. Afortunadamente, esta última situación está cambiando y cada vez son más las empresas que recurren a consultores subcontratados para ser más competitivas.

¿Qué tipos de servicios ofrece la empresa? ¿Para quién están diseñados?

En la actualidad, Arco Agroalimentaria ofrece una amplia gama de servicios que, en todos los casos, se adaptan a las necesidades específicas de cada cliente. Por lo tanto, somos lo suficientemente flexibles para poner en marcha todo tipo de proyectos. Por ejemplo, podemos ayudar a una empresa que no tiene producción ni instalaciones propias a crear una marca y poner a la venta un aceite. O, en el otro extremo de la escala, también somos capaces de desarrollar grandes iniciativas, como las que involucran cientos de hectáreas de olivar, un molino e instalaciones propias. Existe una lista detallada de los servicios que ofrecemos en el sitio web de la empresa (www.arcoagroalimentaria.com). Estos incluyen la creación y formación de paneles de catadores, la formación especializada para empresas, la supervisión agrícola del cultivo, la gestión del proceso de elaboración y de la propia bodega, el control de calidad, la elaboración de coupages, la clasificación de aceites para concursos especializados y guías, análisis sensorial descriptivo y selección de aceites para venta y valoración.

Ya nos ha brindado una descripción general de la experiencia que tanto usted como César contribuyeron a la fase inicial de su empresa. ¿Qué experiencia te ha brindado la empresa?

Bueno, además de nuestra educación universitaria técnica y nuestro conocimiento práctico sobre el manejo de cultivos, también contribuimos con nuestra experiencia como miembros del panel de degustación.

Después de 12 años de trabajo, lógicamente esta experiencia acumulada es ahora mucho más extensa. El hecho de haber actuado como jefes de panel en la creación y formación de 6 paneles de cata analíticos en España y otro en Portugal, nos ha permitido profundizar en la metodología del análisis sensorial, diferenciando entre los atributos positivos y negativos de los aceites e identificando los diversos perfiles organolépticos expresados ​​por cada una de las variedades de aceituna.

Por otro lado, nuestra participación como expertos catadores en concursos internacionales nos ha permitido construir una visión global de los aceites producidos en todo el mundo.

Desde su fundación, Arco Agroalimentaria ha intentado apoyar a numerosos clientes con perfiles muy diferentes. En este sentido, toda esa experiencia y "know-how ”nos ayuda a optimizar proyectos en el día a día.

Una cosa es observar un sector económico desde fuera, pero otra cosa es hacerlo desde dentro. Ahora que formas parte activa del sector del aceite, ¿cuál es tu opinión sobre el aceite de oliva virgen extra español? ¿Qué ha aprendido desde que concibió la empresa?

Personalmente, mi percepción actual me dice que el sector ha experimentado una importante evolución, tanto desde el punto de vista de los aceites obtenidos como de su venta en los mercados internacionales. Está claro que la industria petrolera se está volviendo cada vez más profesional, lo cual es fundamental si quiere ser competitivo, rentable y, sobre todo, si el agricultor desea vivir del olivo tan bien como lo hizo en el pasado.

No obstante, incluso si se han dado algunos pasos decisivos, todavía queda mucho por hacer para mejorar la calidad media de los aceites y, al mismo tiempo, modernizar las estructuras de venta.

En este tiempo, también he aprendido que hay poco interés en informar al consumidor sobre las diversas calidades y los diferentes tipos de aceite que existen. El consumidor tiene derecho a elegir el producto que mejor se adapte a sus necesidades o preferencias, pero siempre desde un punto de vista informado y no por falta de información. ¿Es tan difícil de explicar que un aceite de oliva es producto de un proceso industrial de refinamiento químico y que un virgen extra es el jugo natural de la aceituna?

Si la calidad debe ser el objetivo final de cualquier productor de aceite de oliva virgen, ¿cómo puede su empresa contribuir a alcanzar este objetivo?

Aplicando un riguroso protocolo que se inicia en las plantaciones, donde determinamos el momento óptimo de maduración para obtener el nivel de calidad deseado. Posteriormente, supervisamos cada una de las fases del proceso de elaboración. Los aceites así obtenidos se almacenan en depósitos y posteriormente se realizan los coupages necesarios, produciendo así una serie de lotes que se adaptan a las preferencias de los mercados objetivo.

¿Crees que los productores de aceite de oliva virgen están abiertos a la innovación para lograr la calidad que mencionaste? ¿Qué aspectos crees que han logrado mejorar y cuáles aún necesitan trabajo?

En mi opinión, cuando se trata de maquinaria y equipos, el productor está abierto a la innovación. Sin embargo, en lo que respecta a los recursos humanos, los productores aún se muestran reticentes a ponerse en manos de un consultor técnico para que los asesore y asesore durante todo el proceso productivo y que ayude a incrementar la rentabilidad de su empresa. Un escenario similar es aplicable a aquellos consultores responsables de otros aspectos tan importantes como ventas y marketing.

Desafortunadamente, en la mayoría de los casos, los productores buscan una rentabilidad instantánea. Es una paradoja si se tiene en cuenta que estos profesionales en particular deben saber que hay que sembrar semillas antes de cosechar los frutos.

Esta es una situación menos común en Italia, donde incluso los productores de aceite más pequeños recurren a consultores externos.

Hablando de Italia, siempre ha sido un punto de referencia mundial en calidad. Si los aceites españoles ofrecen ahora calidades comparables, ¿por qué España no ha logrado posicionarse en los mercados tradicionales europeos y norteamericanos?

De hecho, estos mercados siempre han estado dominados por las marcas italianas. En este sentido, debemos recordar que el simple hecho de elaborar un producto de calidad no garantiza llegar al consumidor internacional. Para ello, la calidad es una condición necesaria, pero no suficiente en sí misma.

En cualquier caso, los esfuerzos realizados por las empresas españolas para mejorar la calidad, el marketing y las ventas antes mencionadas están haciendo que sus aceites ganen terreno poco a poco de los competidores italianos. Los excelentes resultados obtenidos en los últimos años en las competiciones internacionales, en las que incluso hemos superado a las empresas italianas, están permitiendo que nuestros aceites finalmente ocupen el puesto que se merecen.

En mi opinión, ahora estamos sacudiendo el complejo de inferioridad acumulado a lo largo de los años y que nos impedía darnos cuenta de que éramos igualmente capaces de obtener la misma calidad, o incluso mejor, que la ofrecida por los italianos. En la actualidad, todo lo que nos queda por hacer es aprender a vender nuestro producto de manera más efectiva.

Precisamente algunos de estos mercados en los que España aún no ha logrado posicionarse son periódicamente escandalizados por casos cada vez más frecuentes de fraude, al menos en los medios de comunicación. ¿Cuál crees que es el alcance real de esta práctica? ¿Cómo crees que afecta a los productores honestos? ¿Y el consumidor?

No sé cuál es el alcance real de esta práctica fraudulenta, aunque para mí está claro que, como en cualquier otro juego, las reglas siempre deben respetarse. En España, no solo hay algunas empresas que no se adhieren a las reglas, sino que no son castigadas categóricamente por esta práctica, y con frecuencia repiten el mismo tipo de infracciones una y otra vez. El engaño les sale barato.

Tampoco conozco la cantidad de controles que realizan las administraciones, pero está claro que no cumplen los objetivos que desearía el sector productivo. Si se detecta un fraude, debe ser sancionado, ya que los beneficios obtenidos de este tipo de prácticas son superiores al daño causado por la sanción.

En estos casos los que salen perdiendo son siempre los mismos. Es decir, los productores honestos que se esfuerzan por cumplir la normativa y se enfrentan a una competencia desleal que, poco a poco, acaba minando su voluntad de mejorar. Por otro lado, los consumidores también pagan las consecuencias ya que están pagando por un nivel de calidad que en realidad no se corresponde con la realidad. Así se genera una desconfianza que acaba afectando a todo el sector.

Pensando en lo que acaba de decir, ¿cree que hay alguna diferencia entre los consumidores gourmet y los que compran su aceite de oliva virgen en los puntos de venta normales?

Si, hay diferencias. El consumidor gourmet es cada vez más exigente cuando se trata de calidad. Ciertas marcas o variedades ya están siendo demandadas, en las cuales encuentran los perfiles sensoriales y los atributos que les gustan. Por otro lado, entre los consumidores que visitan los puntos de venta habituales, en la mayoría de los casos el precio es el criterio principal para comprar en detrimento de la calidad.


Maximiliano Arteaga

Nació en Madrid el 24 de agosto.th 1973 Maxi es licenciado en Ciencias Químicas por la Universidad Autónoma de Madrid, donde se especializó en Química Agrícola.

Nada más terminar sus estudios, empezó a trabajar para una empresa del sector del aceite, concretamente en el apartado de equipos de Infrarrojo Cercano (NIR) aplicado al proceso de elaboración de aceite de oliva virgen. Sin embargo, no fue aquí donde empezó su relación con este producto, dado que su familia había gestionado anteriormente algunas fincas en Toledo. En esta provincia, junto con César Cólloga, también es dueño de sus propias arboledas.

Su trabajo como catador en un panel analítico de cata también se destaca en su CV, cargo que ocupó antes de crear Arco Agroalimentaria. Después de fundar la empresa, comenzó a trabajar formando a otras empresas y paneles de degustación.

Fueron precisamente estas aptitudes las que le permitieron participar como catador experto en varios concursos internacionales. Solo este año, ha colaborado en los organizados por la revista alemana Der Feinschmecker, la guía italiana Flos Olei, la feria de aceite de China, como así como las ferias italianas, Sol y Medoliva.

Maxi también contribuye a la "Taste Panel ”de OLIVARAMA, que ofrece un completo análisis sensorial de los aceites.


De cerca y personal

Una virgen extra: El aceite de más alta calidad, el que todavía está en el olivo.
Una variedad de aceituna: Todos ellos, siempre y cuando estén bien hechos.
Un paisaje de olivos: Los olivares de ibiza.
Un restaurante que se interesa especialmente por el aceite de oliva: El Olivar de Moratalla (Murcia).
Un plato con aceite de oliva virgen extra: Pan con un buen virgen extra recién extraído.
Un deseo de aceite de oliva virgen extra: Para que ocupe el puesto que se merece.



Los artículos de Olivarama también aparecen en la revista Olivarama y no están editados por Olive Oil Times.
Anuncio

Noticias relacionadas

Comentarios / Sugerencias