`Olivapedia: Arboledas intensivas - Olive Oil Times

Olivapedia: Arboleda Intensiva

Febrero 19, 2013
Olivarama

Noticias recientes

¿En qué se diferencian los olivares intensivos de los superintensivos?

El olivar intensivo y superintensivo se diferencia de las denominadas plantaciones tradicionales por su alta densidad de plantación. Es decir, se distinguen por el elevado número de olivos que conviven en una misma hectárea de suelo, así como por la distribución de los árboles, que se plantan con un solo pie en el suelo blando y generalmente equipados con un sistema de riego. . Otra diferencia es que, en comparación con los cultivos convencionales, ofrecen la posibilidad de mecanizar completamente la cosecha, lo que permite obtener mayores rendimientos de producción.

Las plantaciones intensivas están formadas por olivares aislados, con copas que crecen en forma de copa, y tienen una densidad de plantación de entre 200 y 600 árboles por hectárea. El marco de la plantación es de al menos 6 metros, y la vida útil estimada de este tipo de cultivo es de más de 40 años.

Por su parte, los olivares superintensivos - también conocido como sistema de seto de olivos por su característica distribución lineal - se caracterizan por tener una densidad de plantación de entre 1,000 y 2,000 árboles por hectárea, que se cosechan con máquinas a lo largo de pasillos estrechos. de unos 1.5 metros. En este caso, la vida útil de estas plantaciones se sitúa entre 12 y 14 años, en promedio.

Este último tipo de plantación se adapta especialmente a las variedades de olivo menos vigorosas, por lo que se suelen seleccionar árboles que entran en producción antes y con menor tendencia a brotar ramas laterales. Entre estos, el más utilizado es el Arbequina, aunque cada vez son más apreciados otros como el Arbosana o el Koroneiki.

¿Cuáles son los componentes minoritarios del aceite de oliva?

El aceite de oliva virgen, es decir, el zumo exprimido de la aceituna es un alimento natural formado por dos fracciones claramente diferenciadas. Por un lado, el 98 por ciento de su composición corresponde a la parte liposoluble, formada por diversos ácidos grasos entre los que destaca el ácido oleico por su elevada presencia. Por otro lado, el 2 por ciento restante de la composición está representado por una parte hidrosoluble que es, precisamente, la que alberga los componentes minoritarios.

Hasta la fecha, los científicos han logrado identificar más de 230 de estos componentes. Muchos de ellos son de tipo fenólico y se distinguen por sus propiedades antioxidantes, como los que han demostrado contener escualeno, los fenoles simples (hidrotoxitirosol y tirosol), los secoiridoides (oleuropeína), los lignanos (acetoxipinoresinol y pinoresinol), los flavonoides, los pigmentos (clorofilas y feofitinas), betacaroteno, alfa-tocoferol o las Vitaminas A y E.

A medida que avanza la investigación en este campo, se ha observado que la sinergia producida entre los efectos del ácido oleico y los compuestos minoritarios antes mencionados ejerce un efecto protector y preventivo frente al desarrollo de determinados tumores, como el cáncer de mama o de colon. De la misma forma, también se ha demostrado su eficacia en la reducción del riesgo de enfermedades cardiovasculares y degenerativas diversas.

La presencia de estos componentes es un hecho diferencial y exclusivo del aceite de oliva virgen. El resto de grasas vegetales carecen de ellas.

Los artículos de Olivarama se presentan en su totalidad y no están editados por el Olive Oil Times.
Anuncio

Noticias relacionadas

Comentarios / Sugerencias