` Estudio recomienda subproducto de aceite de oliva como fertilizante orgánico - Olive Oil Times

Estudio recomienda subproducto de aceite de oliva como fertilizante orgánico

Octubre 16, 2011
Charlie Higgins

Noticias recientes

Estudios recientes realizados en el Escuela de Ingeniería Agrícola de la Universidad de Sevilla. concluido que alperujo El subproducto sólido de la extracción del aceite de oliva mediante el sistema de centrifugación de dos fases puede reutilizarse como fertilizante en la agricultura ecológica.

De apariencia similar a la lechada, alperujo es rico en nitrógeno, potasio y materia orgánica. La sustancia también contiene cantidades tóxicas de polifenoles, por lo que debe someterse a un proceso de compostaje completo antes de que sea seguro para su uso en la agricultura.

Según los investigadores, la sustitución de los fertilizantes químicos por el subproducto natural podría ahorrar a la industria española del aceite de oliva hasta 60 millones de euros anuales. El año pasado, España produjo un total de 5.5 millones de toneladas de alperujo, 82 por ciento de los cuales provienen de la provincia de Andalucía. Allí es el segundo subproducto agrícola natural más abundante después del estiércol, que también se usa ampliamente como fertilizante en la región.

Varias aceite de oliva orgánico granjas en Jaén y Córdoba ya han comenzado a usar alperujo para tales fines.

Los beneficios de alperujo son más que económicos, según el profesor universitario Eusebio Carmona Chiara. Reemplazar los fertilizantes químicos, particularmente los basados ​​en nitrógeno, con el subproducto natural reduciría la huella de carbono de la industria al liberar cantidades menores de CO2 a la atmósfera. El uso de alperujo también daría lugar a la llamada "secuestro de carbono "en el que el carbono se almacena en el suelo durante varios años antes de ser liberado a la atmósfera.

A pesar de estos beneficios, solo 45,000 toneladas de alperujo fue compostado en Andalucía en 2009, menos del 10 por ciento de la cantidad total producida anualmente. Los investigadores culpan a la falta de conocimientos técnicos necesarios para el compostaje de la sustancia, así como a la falta de inversión en infraestructura necesaria para llevar a cabo el proceso.

La Consejería de Agricultura de Andalucía se ha comprometido a aportar hasta el 50 por ciento de los fondos necesarios para desarrollar esta infraestructura con un techo de 100,000 € por cada planta de transformación.



Noticias relacionadas

Comentarios / Sugerencias