España prueba inteligencia artificial para manejar la mosca

Se ha desarrollado un modelo predictivo que utiliza inteligencia artificial para ayudar a los agricultores con el manejo de plagas y, en última instancia, mejorar la producción y reducir el uso de pesticidas.

Octubre 17, 2017
Por Isabel Putinja

Noticias recientes

Por segundo año consecutivo, el Ministerio de Agricultura de España ha lanzado un experimento piloto con inteligencia artificial para predecir la evolución de la omosca viva.

El experimento utiliza datos recopilados sobre la mosca del olivo por la Red de Información y Protección Vegetal de Andalucía (RAIF), un proyecto del Ministerio de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural. Los datos se analizan y se introducen en un modelo de inteligencia artificial que puede predecir el comportamiento de la mosca con hasta cuatro semanas de antelación mediante el uso de técnicas de aprendizaje automático.

Este método proporciona una herramienta valiosa para que los productores de olivos manejen mejor la plaga al revelar las áreas y fechas de mayor riesgo de infestación. Esto también permite una planificación y un diseño más eficientes de medidas para controlar la plaga. El objetivo de este modelo predictivo que utiliza inteligencia artificial es, en última instancia, mejorar la producción y reducir el uso de pesticidas.

Los beneficiarios del proyecto piloto son las Asociaciones de Producción Integrada (API) formadas por olivareros que trabajan en 10 municipios de la provincia de Jaén y nueve de la provincia de Córdoba en el sur de España. Se incluyen 12 API compuestas por un total de 1,568 agricultores con un total de 9,000 hectáreas de olivar.

La red RAIF recopila datos y proporciona información sobre el estado fitosanitario de los principales cultivos de la región andaluza gracias a los técnicos de campo cercanos a 700 y las estaciones de control 4,621 ubicadas en cada provincia. También hay estaciones meteorológicas 150 que registran información sobre la situación climática en cada área de cultivo. Mientras tanto, los técnicos publicados en cada estación de control toman nota de posibles plagas o enfermedades.

Cada semana, las asociaciones de productores recibirán información que predice el porcentaje de su cultivo susceptible a la mosca del olivo para que puedan planificar mejor el manejo de plagas para esa semana. A cambio, se espera que las API informen con sus observaciones para que el modelo predictivo pueda mejorarse aún más.

La mosca del olivo es una especie de mosca de la fruta y una plaga temida para los olivareros de la región mediterránea debido al grave daño que puede causar a sus cultivos. La plaga fue en parte culpable de los bajos rendimientos durante la temporada de cosecha 2014-2015, en la que la producción disminuyó en más del 50 por ciento en España e Italia, los mayores productores de aceitunas del mundo.



Anuncio

Noticias relacionadas

Comentarios / Sugerencias