enfermedad del corazón

Fibra dietética relacionada con un menor riesgo de enfermedad cardíaca y cáncer

El consumo de un mínimo de 25 a 29 gramos de fibra de los alimentos vegetales de dieta mediterránea está significativamente relacionado con una mejor salud y longevidad, incluido un menor riesgo de diabetes.

Cambiar de aceite de coco a aceite de oliva puede ser bueno para tu corazón

El aceite de coco es tan malo como la grasa de la carne y la mantequilla, según una nueva investigación realizada por la American Heart Association.
Reporte especial

Un estudio dice que reducir la grasa saturada no reduce el riesgo de enfermedad cardíaca

Los investigadores descubrieron que las advertencias de los médicos para evitar los alimentos con alto contenido de grasas saturadas como la mantequilla y el queso eran "simplemente erróneas".

MedDiet protege contra la placa aterosclerótica

Un estudio que utilizó tomografías por tomografía mostró que las arterias de las personas con alta adherencia a la MedDiet tenían una placa aterosclerótica significativamente menor que las personas con baja adherencia.
Olive Oil Times Especial

Dieta mediterránea con aceite de oliva adicional puede promover la salud del corazón aún más

Los científicos españoles encontraron que el consumo de un MedDiet mejorado con cuatro cucharadas de aceite de oliva por día mejoró las acciones beneficiosas del colesterol HDL.

La dieta mediterránea reduce el riesgo de muerte para los pacientes cardíacos

Una nueva investigación indica que la dieta mediterránea reduce el riesgo de mortalidad para los pacientes con enfermedades cardíacas más que tomar estatinas.
Reporte especial

Cardiólogo promueve dieta alta en grasa con aceite de oliva para pacientes cardiacos

El azúcar y el exceso de carbohidratos son el enemigo número uno de las enfermedades del corazón, no de las grasas.

El componente de aceite de oliva detiene las bacterias intestinales relacionadas con las enfermedades del corazón y el cerebro

Extra virgin El aceite de oliva contiene un compuesto químico no tóxico llamado DMB que evita que las bacterias intestinales conviertan ciertos nutrientes en una sustancia química dañina que afecta negativamente la salud del corazón y del cerebro.