`Ministro andaluz bajo fuego por culpar a la conservación del aceite de oliva, no por fraude - Olive Oil Times

Ministro andaluz bajo fuego por culpar a la conservación del aceite de oliva, no a fraude

Agosto 14, 2011
Julie mayordomo

Noticias recientes

El Gobierno andaluz está bajo duras críticas por parte de los consumidores, productores y periodistas españoles por no concluir una investigación de fraude del aceite de oliva que ahora tiene nueve meses.

La indagación formal por parte de la Consejería de Sanidad se inició el pasado mes de noviembre después de que análisis de 24 lotes de aceite de oliva a la venta en Jaén y Córdoba indicaran que, en 15, los contenidos eran inferiores a lo indicado en el etiquetado. En la mayoría de los casos, se trataba de un aceite de menor calidad que se vendía como aceite de oliva virgen extra o aceite de oliva virgen.

La semana pasada, la ministra de Salud y Asuntos del Consumidor, María Jesús Montero, anunció que, mientras la investigación aún estaba en curso, los investigadores habían descubierto que en la mayoría de los casos el problema no era de fraude sino de mala conservación.

"La mayoría de las empresas han podido demostrar que al momento del embotellado, los productos estaban en la condición indicada en el etiquetado ”, dijo Montero. Según el periódico español El País, el ministro continuó explicando que, como el vino, el aceite de oliva pierde cualidades organolépticas si no se transporta y almacena en condiciones adecuadas, incluidas temperaturas estables. Ella dijo que las anomalías detectadas sugerían que la deficiencia se encontraba en la cadena de distribución y ventas.

"Estamos pensando en una campaña para asesorar a los consumidores sobre cómo comprobar que la botella que han seleccionado para la compra se ha conservado correctamente ”, dijo. Montero se negó a nombrar las marcas investigadas hasta el final de la investigación.

Los grupos de la industria reaccionaron con enojo, diciendo que los comentarios del ministro, lejos de proporcionar claridad, habían creado confusión y mostraban una falta de toma en serio la posibilidad de fraude.

Rubén Sánchez, portavoz del grupo de consumidores Facua, les dijo a Europa Press que no podía entender por qué la investigación tardaba meses cuando las pruebas se podían hacer en cuestión de horas. Dijo que los consumidores merecían detalles rápidos y claros de los resultados de las pruebas.

El secretario general del sindicato agrícola COAG-Jaén, Rafael Civantos, dijo que estaba asombrado no solo de que hubiera tomado nueve meses obtener información, después de repetidas llamadas de COAG, sino que el mensaje había sido que no era fraude, solo preservación incorrecta. "El gobierno debe tomar en serio este asunto, que afecta igualmente a los agricultores y consumidores. Además, necesita explicar en detalle los resultados de sus pruebas ”. Civantos también exigió que se hicieran públicos los nombres de las marcas bajo investigación.

El periodista Ginés Donaire, cuyo ritmo con El País incluye el sector del aceite de oliva, tuiteó en julio 7, "Han pasado siete meses y el gobierno regional aún no ha hecho públicos los nombres de las empresas involucradas en el fraude del aceite de oliva. ¿A quién está protegiendo?

La semana pasada, después del anuncio de Montero, tuiteó: "Si no hay fraude petrolero, quién pagará por su deterioro en los estantes. ¿Fueron necesarios nueve meses de investigación para esto?

Anuncio

Noticias relacionadas

Comentarios / Sugerencias