`Una entrevista con Juan Echanove - Olive Oil Times

Una entrevista con Juan Echanove

Enero 30, 2013
Olivarama

Noticias recientes

Mi humilde recomendación a Jaén sería invertir más en I + D y menos en la producción a granel de determinados aceites

La mayoría de los españoles descubrió su desproporcionada pasión por la gastronomía a través del programa Un país para comérselo. Hasta la fecha, Televisión Española ha realizado dos temporadas. Para afrontar este reto profesional, Juan no necesitó ensayar ningún papel, aunque está acostumbrado a hacerlo por su profesión de actor. Al contrario, esta vez solo tenía que ser él mismo. Sin ningún artificio. Una tarea que no le resultó especialmente difícil, sobre todo si recordamos que fue él quien se le ocurrió la idea original, su director y el protagonista.

Cuando Juan Echanove decidió embarcarse en su última aventura televisiva, ni siquiera podía comenzar a imaginar el rastro de premios que pronto recibiría por lo mismo tanto en España como en el extranjero. En realidad, estos premios bien ganados no son solo por su trabajo. Imanol Arias, su inseparable compañero de viaje, también fue distinguido, al igual que todo el equipo que los acompañó en su viaje gastronómico por las diversas regiones españolas.

Episodio tras episodio, todos hicieron todo lo posible por demostrar que nuestra cocina aún guarda muchos secretos, escondidos en los rincones menos esperados y esperando ser descubiertos por la calidez de sus habitantes.

Comprometido con la causa, Juan nunca ha vacilado en su empeño por difundir las peculiaridades de nuestras materias primas. Hace apenas unos meses fue nombrado embajador honorario del proyecto de conservación del árbol centenario, Aceite y Olivos Milenarios del Territorio del Sénia, que ya describimos en detalle en nuestra última edición de OLIVARAMA.

Naturalmente, Juan no fue elegido por casualidad para este papel. Ni por asomo. Como nosotros, este actor originario de Madrid, intenta no perderse ninguna de las ferias gastronómicas que se celebran en nuestro país. Cada vez que el destino nos ha reunido en uno de estos eventos, siempre ha mostrado su debilidad por los aceites de oliva gourmet. Tanto es así, que no dudó en dar la bienvenida a nuestra revista e incluso posar con ella. Un detalle que agradecemos.

La calidad importa.
Encuentre los mejores aceites de oliva del mundo cerca de usted.

Parece que la gastronomía española no tiene secretos para ti. Tanto es así que, entre otras cosas, ahora tienes un blog personal dedicado a los placeres del paladar, has publicado tu propio libro de recetas, Curso de cocina para novatos; y has dirigido el exitoso programa de televisión Un país para comérselo… ¿De dónde viene este amor por la comida?

Bueno, básicamente por el hecho de que desde los 18 años he estado viajando a lo largo y ancho del país con grupos de músicos que viajan.
Gracias a esto, he tenido la oportunidad de conocer a cocineros de todas las clases, que me han ido revelando los secretos de su profesión.

Imagino que cuando viajabas con Imanol Arias y el resto del equipo por todo el país para desvelar la gastronomía típica de cada región, te encontrabas con nuevas y tentadoras sorpresas. Si tuvieras que elegir uno, ¿cuál destacarías?

La mayor sorpresa fue ver cómo el paso del conocimiento de generación en generación está tan consolidado y el hecho de que la influencia de las grandes cocinas internacionales ya se haya afianzado en la cocina española. También destacaría la fuerza de los contrastes que existen en Navarra. Concretamente, entre la verde Selva de Irati y el desierto de Bárdenas Reales.

No sé si en Navarra o en otro lugar, pero apuesto a que te topaste con algún plato que por su oscuridad, o por su difícil elaboración o elaboración, no tiene un futuro garantizado por delante. ¿Qué plato crees que debería salvarse del olvido por sus cualidades gastronómicas?

En este caso, elegiría la tripa de bacalao y las filloas de sangre.

En su programa de televisión, cuando visitó Jaén, algunos productores de la provincia no se identificaron del todo con la imagen anticuada de la industria petrolera en la provincia que se transmitía. ¿Cuál es su percepción real del aceite de oliva de Jaén en los tiempos que corren?

Lo primero que aprendes cuando comienzas a hacer un programa de televisión es que no siempre puedes complacer a todos. Aparte de ofrecer a Jaén todo mi cariño y reconocer su esfuerzo, recomendaría humildemente que inviertan más en I + D y menos en la producción a granel de determinados aceites que, bajo el manto del aceite de oliva virgen extra, no llegan al mínimo. calidad organoléptica requerida. Esta es una recomendación que también me haría a mí mismo, como español, en mi campo de trabajo.

Cambiando de escenario y viajando al Territorio del Sénia, recientemente asumió el papel de embajador de los olivos milenarios de la región, ubicada entre las fronteras de Aragón, Valencia y Cataluña. ¿En qué consiste específicamente tu rol?

Consiste en recibir toda la fuerza y ​​la historia de estos olivos milenarios y, por tanto, potenciar esa belleza única allá donde voy.

¿Qué destacarías de estos majestuosos árboles, su entorno y el aceite que producen?

Respecto a los árboles y su entorno, destacaría las arrugas que marcan el olivar que nos recuerdan que la historia es el resultado final del sufrimiento humano. En cuanto al aceite, me centraría en su pureza y aroma mediterráneo.

¿Usas estos u otros aceites de oliva en tu cocina? ¿Cómo lo usa en su vida diaria?

Sí, por supuesto. Todos los días desayuno tostadas con aceite, y en ocasiones repito lo mismo como merienda. Casi siempre uso aceite del Territorio del Sénia para esto.

En la actualidad, parece que si la tortilla española no es "deconstruidos ”o si el helado que tenemos de postre no sabe a morcilla de Burgos y rebosa nitrógeno líquido, entonces la gastronomía no puede asombrarnos… ¿Estás de acuerdo con esta percepción cada vez más frecuente? ¿Está en riesgo la cocina tradicional y cotidiana?

Tengo alma de niño y siempre he adorado las sorpresas. Hay tanto riesgo en volar demasiado alto como en aferrarse demasiado a la tradición.

En tu blog leí que el episodio de tu programa de televisión dedicado a la cocina regional madrileña fue uno de los más complejos de realizar. En realidad, muchos creen que esta región tiene poco que ofrecer aparte de su tradicional guiso o despojos. Como madrileño, ¿cómo describiría la cocina de su ciudad natal? ¿Utiliza materias primas de calidad suficiente para competir con otras regiones?

Madrid, al ser la imagen más evidente –e injusta- del centralismo, corre el riesgo de asumir el papel de convertirse únicamente en un gran mercado central. Madrid es más que una ciudad con aeropuerto. Es una región autónoma repleta de distritos que producen excelencia.

Sabiendo que somos una revista especializada en aceite de oliva y gastronomía, ¿con qué receta sorprendería al equipo de OLIVARAMA si tuviera que concertar una cena?

Haría unos filetes de bacalao cocidos a baja temperatura y colocaría una botella de aceite de oliva del Territorio del Sénia en el centro de la mesa. ¡Un acierto garantizado!

DE CERCA Y PERSONAL

Una virgen extra: Rincón de la Subbética, de Priego de Córdoba.
Una variedad de aceituna: Farga
Un paisaje de olivar: Territorio de Sénia.
Un restaurante que se interesa especialmente por el aceite de oliva: Hispania (Arenys de Mar, Barcelona).
Un plato con aceite de oliva virgen extra: Tomates de verano.
Un deseo para el aceite de oliva: Presencia en el mundo.

Juan Echanove

Nacido en Madrid el 1 de abril de 1961, Juan Echanove es un reconocido actor de cine, teatro y televisión, además de un reconocido gastrónomo. Prueba de ello es su nominación este año como Académico de la Real Academia Española de Gastronomía y su distinción con el galardón Premio Conde de los Andes 2011, que recibió en julio de esta misma entidad junto a la Cofradía de la Buena Mesa de su papel como el mejor creador artístico en el campo de la gastronomía.

En teatro ha brillado por sus papeles en El Cerdo, de José Luis Castro; Alrededor de Borges, de Jorge Eines; Como canta una ciudad de noviembre a noviembre, de Lluis Pasqual; El Verdugo, de Luis Olmos; Plataforma, de Calixto Bieito; o Desaparecer que, también dirigida por Bieito, se representó tanto en España como en el extranjero.

Ha participado en más de 30 películas, bajo la dirección de algunos de los directores españoles más prestigiosos. Por mencionar algunos, ha trabajado en Tiempo de silencio, de Vicente Aranda; Divinas palabras y Siempre hay un camino a la derecha, de José Luis García Sánchez; Bajarse al moro, de Fernando Colomo; Madre Gilda, de Francisco Regueiro; Mi hermano del alma, de Mariano Barroso; La flor de mi secreto, de Pedro Almodóvar; Sus ojos se cerraron, de Jaime Chávarri; y Alatriste, de Agustín Díaz Yanes.

También ha trabajado en varias series de televisión de gran éxito, como Turno de oficio, de Antonio Mercero, Manolo Matji y el propio Echanove; Chicas de hoy en día, de Fernando Colomo; Hermanos de leche, de Carlos Serrano; Pepa y Pepe, de Manuel Iborra y Un país para comérselo, junto a Imanol Arias. Actualmente trabaja en Cuéntame, de Tito Fernández, Agustín Crespi y Antonio Cano.

A lo largo de su carrera, Juan ha recibido numerosos premios, como el Goya de España al Mejor Actor y Mejor Actor de Reparto, la Concha de Plata en el Festival de Cine de San Sebastián, varios premios Fotogramas de Plata, el Premio Vanity a Mejor Artista Revelación, varios Premios MAX, el Premio Valle Inclán de las Artes Escénicas o el Premio Herald Angel en el Festival de Edimburgo, entre muchos, muchos más.

Noticias relacionadas