` Informe: los consumidores españoles saben muy poco sobre el aceite de oliva - Olive Oil Times

Informe: los consumidores españoles saben muy poco acerca del aceite de oliva

Mayo. 9, 2012
Pandora penamil peñafiel

Noticias recientes

Aunque España es el principal productor mundial y el aceite de oliva es uno de los símbolos más emblemáticos de su cultura e identidad culinaria, el nivel de conocimiento de los aceites de oliva entre los consumidores españoles es bastante bajo.

Así se desprende de un estudio elaborado por Francisco José Torres-Ruiz, Manuela Vega, Zamora y María Gutiérrez-Salcedo de la Universidad de Jaén sobre el grado de conocimiento del aceite de oliva en España, obtenido a través de dos investigaciones empíricas.

Según el estudio, menos del 30 por ciento de los consumidores habituales de aceite de oliva saben que el ""aceite de oliva" es una mezcla de aceite de oliva virgen y aceite de oliva refinado. El problema básico es que el grado de conocimiento afecta la demanda de diferentes tipos de aceites de oliva y sus precios de mercado, dijeron los autores.

Además de eso, teniendo en cuenta que los consumidores tienen diferentes criterios para comparar, evaluar y elegir entre las opciones, la confusión con respecto a los diferentes tipos de aceites, los criterios de calidad y las características distintivas de los mismos, puede traducirse en otras claves más claras y objetivas, como el precio , eso es más influyente en la elección de cada producto.

En este contexto, el gran "en desventaja "son los aceites de la más alta calidad, en particular los llamados "vírgenes extra super premium ”, ya que el mercado no comprende qué los hace diferentes y por qué cuestan mucho más que otros.

La confusión no solo afecta la demanda de aceite de oliva de mayor calidad y los márgenes generales en el sector, sino que también pesa sobre la competencia entre el aceite de oliva con otros aceites vegetales, con implicaciones para la demanda global de aceite de oliva y sus niveles de precios más altos.

Además, los investigadores indicaron que no mencionar las claras diferencias entre los aceites de oliva virgen extra y los aceites de oliva significa devaluar cada jugo a un aceite comestible simple. En este sentido, parece necesario proporcionar a los consumidores un proceso intensivo de diferenciación y evaluación de los aceites de oliva.

Para hacer esto, el estudio propone cambiar la política de los nombres, lo que hasta ahora ha sido confuso. Recomienda una comunicación oficial de los gobiernos y organismos que representan a la industria, dirigida a los consumidores y centrada en destacar los diferentes tipos de aceites de oliva, al tiempo que ofrece pistas para evaluar, diferenciar y fomentar elecciones informadas entre las diversas categorías.

La simplicidad y la claridad deben ser dos objetivos importantes en esta comunicación, dijeron los investigadores.



Noticias relacionadas

Comentarios / Sugerencias