Investigación confirma que Xf tiene la culpa de la desecación de los árboles de Salento

Un proyecto financiado por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria EFSA confirmó que la destrucción fue causada por la bacteria Xylella fastidiosa.

Las pruebas de campo han demostrado que la saliva infecciosa (Philaenus spumarius), extendida en Apulia, puede transmitir la bacteria a los olivos.
Abril 6, 2016
Por Ylenia Granitto
Las pruebas de campo han demostrado que la saliva infecciosa (Philaenus spumarius), extendida en Apulia, puede transmitir la bacteria a los olivos.

Noticias recientes

La epidemia de plantas que está causando la llamada desecación CoDiRO o complejo rápido de olivos en Salento (Apulia) fue, sin duda, causada por la bacteria Xylella fastidiosa. Esta es la conclusión, alcanzada por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), sobre la base de una investigación realizada en su nombre por el Centro Nacional de Investigación (CNR) y por el Centro de Investigación Basile Caramia en Locorotondo (Bari).

Los investigadores expusieron variedades de los principales cultivos perennes a la bacteria a través de la inoculación artificial y la exposición a vectores de insectos infecciosos en el campo. No solo se probaron los olivos, sino también otras plantas mediterráneas como la uva, los cítricos, los almendros, los duraznos, los cerezos y las ciruelas, las especies forestales como la encina y las especies ornamentales como la adelfa y el orégano.
Ver también: Cobertura completa del brote de Xylella Fastidiosa

"Estos hallazgos confirman que la cepa CoDiRO de Xylella fastidiosa causa la muerte del olivo ”, dijo el jefe de la Unidad de Sanidad Animal y Vegetal de la EFSA, Giuseppe Stancanelli. "Este es un paso importante porque solo podemos evaluar con precisión el riesgo de una epidemia que se propaga desde Apulia si llenamos los vacíos de conocimiento sobre el rango de hospedadores y la epidemiología de la cepa de Apulia ".

Según la EFSA, los olivos inoculados con Xylella fastidiosa Los investigadores presentaron los mismos síntomas severos que los de Salento, con desecación y muerte, pero se encontró que no todas las variedades reaccionan de la misma manera. La bacteria parece tardar más en colonizar la variedad Coratina, Leccino y Frantoio que la Cellina di Nardò, que es una de las variedades más comunes en la zona contaminada. Sin embargo, según los investigadores, se necesitan más pruebas en un mayor número de cultivares de olivo para comprender las diferentes respuestas fisiológicas a la agresión de la bacteria.

Las pruebas de campo también han demostrado que la saliva infecciosa (Philaenus spumarius), muy extendida en Apulia, puede transmitir la bacteria a los olivos, la adelfa y el mirto. Si bien ninguna de las plantas de cítricos, tornillo o encina dio positivo para Xylella fastidiosa tras la exposición a P. spumarius infeccioso o inoculaciones directas. Se necesitan más pruebas para frutas con hueso como el durazno y la ciruela.

"Los resultados de este estudio reducen significativamente las incertidumbres sobre los riesgos de Xylella en la Unión Europea. Como parte del programa de financiación de la investigación de la UE. horizonte 2020, habrá programas específicos para el control de esta enfermedad ", concluyó Stancanelli. Todas las plantas inoculadas se mantendrán en observación durante al menos una temporada vegetativa más, mientras que los experimentos de campo se extenderán por hasta 10 años.

Sin embargo, el estudio generará dudas y protestas, en primer lugar por el posible conflicto de intereses sobre algunos de los investigadores involucrados: Vito Savino, Donato Boscia y Maria Saponari son tres de las diez personas nombradas en el la investigación comenzó en diciembre por el Fiscal de Lecce, Cataldo Motta, por diversas infracciones que incluyen propagación de una enfermedad vegetal, violación intencional de las disposiciones sobre medio ambiente, material falso cometido por funcionarios públicos en documentos públicos, tergiversación fraudulenta y la destrucción o desfiguración de bellezas naturales.

Además, hay quienes han expresado su preocupación, ya que la EFSA no es un organismo de la comunidad científica internacional, sino una agencia gubernamental de la Unión Europea designada para evaluar el estado de la investigación científica sobre la emergencia de Xylella, y está financiando un estudio que ser incluido en sus decisiones.

"Nuestros datos son objetivos. E incontrovertible. Nada cambia ", dijo Cataldo al diario Nuovo Quotidiano di Puglia sobre la investigación en curso: "Adquiriremos el estudio de la EFSA y lo enviaremos a nuestros expertos. Es necesario tener un escenario completo de los estudios más acreditados para poder realizar un serio enfrentamiento ”.


Noticias relacionadas

Comentarios / Sugerencias