Nuevos datos revelan que la con­cen­tra­tion of car­bon diox­ide in the atmos­phere subió a niveles récord durante el mes de mayo.

Según las lecturas publicadas en junio 4, 2019 por el Observatorio Mauna Loa en Hawai, la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de los Estados Unidos (NOAA) y la Institución Scripps de Oceanografía en la Universidad de California, San Diego, los niveles de dióxido de carbono promediaron 414.7 partes por millón ( ppm) en mayo 2019. Esto es 3.5 ppm más alto que la cantidad medida al mismo tiempo el año pasado.

Este es el séptimo año consecutivo en que los niveles de dióxido de carbono han aumentado. Los niveles de este año también representan el pico estacional más alto registrado y el segundo aumento anual más alto en los últimos años de 60.

En la última década, el aumento de los niveles de dióxido de carbono ha alcanzado una tasa de crecimiento anual promedio de 2.2 ppm en comparación con 1.5 ppm en los 1990. Más recientemente, esta cifra ha aumentado aún más y más rápido.

Ver más: Climate Change News

Los niveles de dióxido de carbono se han monitoreado desde 1958 en el Observatorio Mauna Loa, ubicado en el Océano Pacífico en la cima del volcán más grande de Hawai.

“It is crit­i­cally impor­tant to have these accu­rate long-​term mea­sure­ments of CO2 in order to under­stand how quickly fos­sil fuels are chang­ing our cli­mate,” said Pieter Tans, a senior sci­en­tist at NOAA’s Global Monitoring Division. “These are mea­sure­ments of the real atmos­phere, and do not depend on any mod­els, but they help us ver­ify cli­mate model pro­jec­tions, which if any­thing have under­es­ti­mated the rapid pace of cli­mate change siendo observado ".

Las concentraciones crecientes de dióxido de carbono en la atmósfera son un indicio de un aumento en la quema de combustibles fósiles.

"Hay pruebas abundantes y concluyentes de que la aceleración es causada por el aumento de las emisiones", dijo Tans.

Global car­bon diox­ide con­cen­tra­tions are mea­sured in the month of May because this is when they peak, just before the start of spring in the north­ern hemi­sphere and the growth of car­bon dioxide-​absorbing veg­e­ta­tion.

Carbon diox­ide is a green­house gas that causes global warm­ing and is largely man-​made through the burn­ing of fos­sil fuels such as coal, oil and gas.

"Se han hecho muchas propuestas para mitigar el calentamiento global, pero sin una disminución rápida de las emisiones de CO2 de los combustibles fósiles, son prácticamente inútiles", agregó Tans.

El aumento de gases de efecto invernadero en la atmósfera se ha relacionado con sea lev­els ris­ing faster than expected así como predicciones que droughts may become more preva­lent en América del Norte y Europa.

"La tasa de crecimiento de CO2 sigue siendo muy alta", dijo Ralph Keeling, del Instituto de Oceanografía Scripps. “El aumento desde mayo pasado fue 3.5 ppm, que está muy por encima del promedio de la última década. Es probable que veamos el efecto de las condiciones leves de El Niño sobre el uso récord de combustibles fósiles ".

En 2014, las lecturas en el Observatorio Mauna Loa revelaron que los niveles de dióxido de carbono habían pasado el umbral de 400 ppm. Los científicos advierten que concentraciones de más de 450 ppm pueden provocar aumentos de temperatura y eventos climáticos extremos.




Comentarios

Más artículos sobre: ,