Empresa

El reconocimiento facial puede complementar las pruebas de sabor

Los investigadores están desarrollando un software de reconocimiento facial con el objetivo de mejorar la precisión de las pruebas de panel.

Abril 3, 2019
Por Rosa Gonzalez-Lamas

Noticias recientes

El primer método experimental que utiliza el reconocimiento facial de las emociones para complementar las pruebas de panel en la clasificación de los aceites de oliva virgen extra se ha desarrollado en España.

Citoliva, Inoleo y Emotion Research Lab trabajaron juntos para diseñar el software de reconocimiento facial, que permitiría a los jueces analizar la respuesta inconsciente de un panel de degustación a una muestra de aceite de oliva.

El software identifica las emociones primarias como felicidad, sorpresa, enojo, asco, miedo, tristeza o neutralidad, y más de cien emociones secundarias, como aburrimiento, inquietud, placer o curiosidad.- Raquel Costales Rodríguez, Citoliva

Las pruebas de panel se centran en la evaluación de los rasgos organolépticos y los valores predeterminados del aceite de oliva. Este innovador software podría usarse para ayudar a los catadores a determinar cómo se sienten con respecto a las muestras de aceite de oliva en tiempo real.

El uso de la tecnología para analizar sentimientos hace que la evaluación y clasificación de los aceites de oliva sea más objetiva, proporcionando una mayor confianza a los productores y consumidores de aceite de oliva.

Ver más: Noticias de Investigación del Aceite de Oliva

La prueba organoléptica emocional se está desarrollando y probando como parte del proyecto OlivEMOTION.

Anuncio

"La metodología y los resultados de este proyecto de investigación aún son preliminares ", dijo Raquel Costales Rodríguez, del departamento de investigación y desarrollo de Citoliva. Olive Oil Times.

Citoliva ha sido responsable de recopilar datos sobre las reacciones emocionales de los catadores de aceite de oliva utilizando un software creado con Emotion Research Lab, que ha sido adaptado para la evaluación del aceite de oliva.

Utilizando una computadora o una cámara de teléfono celular para capturar reacciones faciales, el software ha sido capaz de traducir movimientos y microexpresiones de catadores en reacciones emocionales que describen el grado de placer o aversión provocado por los diferentes sabores y texturas de los aceites de oliva.

"El software identifica emociones primarias como felicidad, sorpresa, enojo, asco, miedo, tristeza o neutralidad (ausencia de emociones) y más de cien emociones secundarias, como aburrimiento, malestar, placer o curiosidad ”, dijo Costales Rodríguez.

El estudio ha analizado una amplia selección de aceites de oliva virgen extra que fueron evaluados previamente por Citoliva. Se compararon los resultados de ambas evaluaciones para reproducir los perfiles sensoriales de los catadores de los aceites de oliva. Luego, los investigadores pudieron clasificar los aceites e investigar la conexión entre las respuestas faciales y verbales de los catadores.

"Analizamos los aceites de oliva virgen extra y lampante aceites de oliva de diferentes variedades de aceituna y varias regiones ”, dijo Costales Rodríguez. "La intensidad y los valores predeterminados también fueron evaluados. En términos de perfiles organolépticos, hubo aceites con diferentes grados de fructificación, amargura y acidez ”.

"Intentamos asegurar la mayor variabilidad posible con el objetivo de obtener modelos matemáticos robustos ”, agregó.

Las conclusiones preliminares de los resultados indicaron que el software parece ser una herramienta adecuada para complementar las pruebas de panel en la evaluación y clasificación de los aceites de oliva virgen extra.

Los investigadores de Citoliva creen que, en el futuro, la herramienta se puede utilizar para reducir la inseguridad en la comercialización de aceites de oliva y garantizar la confianza del consumidor. La tecnología podría mitigar los temores de los grupos exportadores que previamente dijeron que los resultados de los paneles de degustación son demasiado subjetivo y pone a los exportadores en riesgo legal.

Según Costales Rodríguez, Citoliva continuará desarrollando el proyecto y, en función de los resultados, determinará si la organización sin fines de lucro incorporará formalmente esta metodología a las evaluaciones estándar de los aceites de oliva.





Noticias relacionadas