El Líbano está bendecido con tierras hermosas y fructíferas y un clima templado que es perfecto para el cultivo de aceitunas y muchos otros cultivos que ayudan a la economía de la nación a prosperar.

Sin embargo, estos factores naturales no son suficientes para que la industria agrícola prospere por sí sola y ofrezca a sus trabajadores una vida digna: además de las condiciones naturales favorables, la industria agrícola necesita el apoyo financiero del gobierno para sobrevivir y prosperar. Lamentablemente, el gobierno no necesita el apoyo que necesita la industria del aceite de oliva libanés y, por consiguiente, está sufriendo gravemente.

El gobierno está totalmente ausente en lo que respecta al sector agrícola y, en particular, al aceite de oliva.- Adel Oewis, olivarero libanés.

According to Adel Oewis, an olive oil farmer and the head of the co-​op in Zgharta, “The gov­ern­ment is totally absent when it comes to the agri­cul­ture sec­tor and namely olive oil… Lebanon is flooded with olive oil imported at a cheaper price from other coun­tries. What we want from the gov­ern­ment is to pro­tect our pro­duc­tion and also to secure export mar­kets for the oil we pro­duce.”

Los agricultores libaneses han pedido al gobierno que proteja la industria agrícola local al detener o restringir la importación de artículos como el aceite de oliva que se producen localmente. El jefe de la Asociación de Agricultores del Líbano, Antoine Howayek, expresó sentimientos similares a los de Oewis y dijo que "Deberíamos poner fin al contrabando desde Siria y otros países en un intento por proteger el sector".

La falta de protección ha sido perjudicial tanto para la industria agrícola como para los propios agricultores: en algunas partes del Líbano, como Kfeir, los agricultores dependen únicamente de la producción de aceitunas y aceite de oliva, y el contrabando ha causado aproximadamente el 80 por ciento de las personas. en tales áreas para emigrar a otros lugares.

Howayek también proporcionó estadísticas sorprendentes: hay 59,000 hectáreas de tierra en el Líbano que producen alrededor de 75,000 toneladas de aceitunas, y “Si consideramos que 50,000 toneladas de aceitunas van a la producción de aceite, entonces deberíamos tener más de 10,000 toneladas de aceite de oliva anual localmente producido ", dijo.

Sin embargo, de las casi 10,000 toneladas de aceite de oliva que se exportaron en 2016, muchas no eran en realidad aceite de oliva libanés. Muchos comerciantes no están exportando aceite de oliva producido localmente, de hecho están comprando productos de contrabando de Siria y Túnez a precios más baratos para exportarlo a otros países, y no hay un sistema para evitar esto o confirmar que las exportaciones son de hecho aceite de oliva libanés .

En consecuencia, los agricultores libaneses están atrapados con un excedente de aceite de oliva al final de su cosecha, y los comerciantes terminan maximizando sus ganancias vendiendo productos más baratos a precios más altos.

Blominvest Bank stud­ied the chal­lenges fac­ing the Lebanese olive oil indus­try, say­ing that, “Lebanon’s high cost of olive pro­duc­tion has neg­a­tive con­se­quences for its com­pet­i­tive­ness in the domes­tic and inter­na­tional mar­kets. To com­pen­sate for this con­straint, Lebanon imports inex­pen­sive oil from other Mediterranean olive oil pro­duc­ing coun­tries, where the cost of pro­duc­tion is much lower. Such imports profit bot­tlers, who mix lower-​priced imported oil with Lebanese oil to reduce costs and sell into both domes­tic and inter­na­tional mar­kets,” it said.

"Líbano no impone ningún requisito de trazabilidad o etiquetado con respecto al origen, lo que hace que sea más fácil mezclar aceite importado del extranjero que puede ser de menor calidad", descubrió Blominvest, y finalmente concluyó que "el gobierno debería brindar apoyo financiero desde que se convirtió en un tradicional el molino en uno automatizado puede constituir una inversión considerable dependiendo de la capacidad y la sofisticación ".



Comentarios

Más artículos sobre: