Productores chilenos trabajan para prevenir la interrupción de la cosecha frente a COVID-19

Los productores chilenos de aceite de oliva se preparan para una cosecha temprana con un mínimo de trabajadores durante el pico previsto de COVID-19 en el país.

Cosecha en Deleyda (Fotos de Carola Dummer Medina)
Abril 6, 2020
Por Carola Dummer Medina
Cosecha en Deleyda (Fotos de Carola Dummer Medina)

Noticias recientes

La Industria chilena del aceite de oliva está preparando un inicio temprano de la cosecha y reduciendo su fuerza laboral a personal esencial, con el fin de prepararse para una temporada de producción 2020 mientras que los casos de COVID-19 alcanzan su punto máximo en el país.

Somos parte de la cadena alimentaria y parar no es una opción.- Juan José Alonso, aceite de oliva Alonso

Aunque la industria de la aceituna perseveró a raíz del terremoto de magnitud 8.8 que azotó el país en febrero de 2010, las condiciones que rodean la cosecha ahora son aún más inciertas y complicadas. La industria ha estado en alerta desde que aparecieron los primeros casos de COVID-19 en Chile en la primera semana de marzo.

El Ministerio de Salud de Chile predice que el Pandemia de COVID-19 alcanzará su punto máximo en el país en mayo, que también es históricamente el pico de la cosecha de aceitunas chilenas. A la luz de esta predicción, muchas compañías han decidido comenzar la cosecha de aceitunas la próxima semana, para hacer todo lo posible antes de que las restricciones de movimiento hagan todo más complicado.

Ver también: Actualizaciones de cosecha 2020

"Nuestra zona aún tiene pocos casos, pero nos estamos preparando en caso de que se decrete una cuarentena obligatoria ”, explicó Héctor Troncoso, director agrícola de Qori, empresa de la zona de Ovalle al norte de Santiago. Troncoso apuntó que el avance de la vendimia se debe también a que la zona afrontará un otoño seco, con alta probabilidad de heladas.

Deleyda

"Agronómicamente es un año de alta carga en Coratina, Frantoio, Arbosana y Koroneiki, normal en Arbequina, Leccino y Frantoio. Afortunadamente, hemos tenido buena disponibilidad de agua… y esperamos que nuestros aceites sean de muy alta calidad y nos esforzaremos por obtenerlos de la mejor manera ”, dijo.

Anuncio

ChileOliva, una asociación de las mayores empresas de aceite de oliva del país, está realizando una campaña para alentar a los productores a seguir adelante con la cosecha de cara a la pandemia, dijo la gerente general de la asociación, Gabriela Moglia. La asociación también ha dado instrucciones a los productores para que sigan las recomendaciones del Ministerio de Salud para proteger a los trabajadores y prevenir infecciones, que podrían poner en riesgo la producción de este año.

Entre estas recomendaciones están el uso obligatorio de máscaras para todo el personal; lavado de manos y uso de desinfectante de manos; monitoreo de temperatura de todos los empleados antes de comenzar a trabajar cada día; y una mayor frecuencia de desinfección de todas las instalaciones de la compañía.

Alonso

Aceite de Oliva Alonso El fundador y director, Juan José Alonso, dijo que la compañía ya ha implementado estas medidas, ha reunido todos los suministros necesarios y ha cerrado sus puertas a proveedores y clientes.

"Somos parte de la cadena alimentaria y detener [la producción] no es una opción ”, dijo Alonso. "Creemos que podremos trabajar con nuestro personal, sin la necesidad de contratar contratistas. [Comenzaremos la cosecha temprano] y la semana del 6 de abril ya estaremos trabajando a toda velocidad ”.

Productor Deleyda de la zona central afrontará su primera cosecha sin la ayuda de su consultora italiana.

"[Dependeremos] del conocimiento que nuestro equipo se ha consolidado en Chile [en los últimos 12 años], y estamos convencidos de que lo vamos a hacer bien ”, dijo el gerente general Fernando Carrasco, agregando que solo el mínimo de los trabajadores realizarán cada tarea y se tomarán precauciones especiales para evitar la interacción entre el personal de campo, planta, empaque y administración.

Monteolivo

Manuel Urmeneta, gerente general de Monteolivo, uno de los principales exportadores del país, dijo que, dadas las condiciones actuales, todo ha sido más lento, incluidas las compras de repuestos y el servicio técnico. Urmeneta dijo que la compañía está lista para comenzar la cosecha y anticipa una mayor producción que en 2019: alrededor de 100,000 kilos más (alrededor de 110 toneladas) de aceite.

"Estamos preparados para operar con personas que viven en los campos o cerca de los campos [en lugar de transferir trabajadores o usar contratistas] ”, dijo.

Hay menos casos de COVID-19 y más libertad de movimiento en las regiones con mayor producción de aceite de oliva que en la capital del país, Santiago, partes de las cuales ya están en cuarentena.

Alonso

Marzo fue un mes récord para las ventas nacionales, ya que las personas se abastecieron de aceite de oliva y otros alimentos básicos para prepararse para la cuarentena.

"En nuestras tiendas, la gente salió con más de dos bidones (5 litros), lo cual no es el comportamiento habitual. Tuvimos un 22 por ciento más de ventas en Chile y un aumento muy alto en las [ventas] en línea ”, dijo el director comercial de Alonso Olive Oil, José Manuel Reyes.

Deleyda cerró marzo con un 17 por ciento más de ventas en el mercado brasileño, que es su principal escenario de ventas.

"La gente compraba para cuarentena, y como siempre nos pasa en tiempos de crisis, aumentamos la venta de [aceite] premium frente a nuestra línea clásica ”, dijo Carrasco.

Ambas compañías están preocupadas por lo que sucederá con las ventas en el canal de hostelería y restauración, que está sufriendo los efectos más drásticos de la crisis. Los productores chilenos también tendrán que prescindir de las visitas anuales de compradores internacionales, que suelen llegar a mediados de abril para seleccionar los primeros aceites. Sin duda, el Cosecha 2020 será muy diferente de lo que los productores habían planeado.


Noticias relacionadas