Los olivos milenarios en España son nombrados Patrimonio Mundial de la Agricultura

Los olivos milenarios de Sénia, un territorio que se extiende entre Barcelona y Valencia, han sido formalmente reconocidos por el sitio como un importante sitio de patrimonio agrícola.

Enero 22, 2019
Por Rosa Gonzalez-Lamas

Noticias recientes

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura ha reconocido oficialmente olivos milenarios en el territorio español de Sénia como un Sistema de Patrimonio Agrícola de Importancia Mundial (SIPAM). Están siendo reconocidos por su cultivo junto con el comercio de sus aceitunas y aceites.

En esta zona, a su paso por la Vía Augusta, fue una región importante durante la época romana. Son muchos los olivos que quedan de esa época.- Amador Peset, restaurador milenario de olivos

La distinción contribuye a un esfuerzo de conservación ya dinámico que intenta mantener un equilibrio entre la preservación de los componentes esenciales del territorio y su desarrollo económico y social mediante la incorporación de elementos que agregan valor sin modificar su esencia.

Ubicados en sitios específicos alrededor del mundo, los SIPAM son paisajes excepcionales de belleza estética que combinan la protección y estimulación de la biodiversidad agrícola, ecosistemas resilientes y un valioso patrimonio cultural.

Ver también: Cultura del aceite de oliva

Proporcionan de manera sostenible bienes y servicios, alimentos y medios de vida para millones de pequeños agricultores en sistemas amenazados por factores como cambio climático, mayor competencia por los recursos naturales y la migración debido a la baja viabilidad económica.

Además, deben mantener el conocimiento local en el manejo de los recursos naturales; ayudar a agregar valor a las organizaciones sociales y sistemas culturales, con valores preexistentes ya asociados a la producción de alimentos; y reconocer la interacción duradera de las personas con su entorno natural.

El Sistema Agrícola Olivos Antiguos Territorio Sénia es uno de los primeros SIPAM de Europa y, junto con los olivares de las laderas entre Asís y Spoleto, uno de los dos relacionados con el cultivo del olivo y la producción de aceite en el continente.

La candidatura de Sénia al grupo SIPAM fue presentada por Taula de Sénia con la colaboración de la Asociación Territorio del Sénia y el apoyo del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación de España.

Taula del Sénia es una institución de tipo mancomunidad formada por 27 municipios valencianos, Cataluña y Aragón, todos los cuales están vinculados por su geografía, historia, idioma, cultura y tienen la mayor concentración de olivos milenarios del mundo: 4,580 olivos con perímetros mayores de 3.50 metros (11.50 pies) que se elevan por encima de 1.30 metros (4.25 pies )

En 2009, Taula del Sénia comenzó un censo oficial de los árboles antiguos, muchos de los cuales habían sido abandonados durante mucho tiempo, pero conservados debido al subdesarrollo relativo de la región hasta hace poco.

Taula del Sénia fomentó la creación de la Asociación Territorio del Sénia, que reunió a la institución que abarca los municipios y los sectores económicos de la región, incluidos los molinos de oliva y los propietarios de la tierra donde se encuentran los olivos.

Uno de los principales proyectos de la Asociación es el aceite y olivos milenarios de Sénia, una iniciativa que ha ayudado a reconocer el valor de este patrimonio vivo único.

Entre los esfuerzos más importantes del proyecto está la recuperación de los olivos milenarios para la producción de aceite de oliva, utilizando así los sistemas agrícolas ancestrales como base para la innovación agrícola. Se han creado sinergias con el sector de restaurantes locales al proponer el uso de estos aceites.

El turismo es otro vehículo para maximizar el potencial del territorio, que espera aumentar su perfil después de la designación SIPAM.

Para facilitar las visitas a los olivos milenarios más grandes, se han identificado ocho áreas en parcelas municipales y privadas: Alcanar, Canet lo Roig, Vinaròs, La Sénia, Godall, Càlig, Traiquera y Ulldecona. Se han hecho acuerdos con los propietarios de parcelas privadas con árboles muy viejos para permitir las visitas.

Además, se han creado dos museos al aire libre en Arión y Pou del Mas, dos de las áreas con mayor concentración de árboles milenarios y, en la parte catalana de Sénia, se han diseñado tres itinerarios que permiten a los visitantes caminar o andar en bicicleta. a través de 40 millas de carreteras convenientemente señalizadas.





Anuncio

Noticias relacionadas

Comentarios / Sugerencias