Guía de seis pasos para seguir la dieta mediterránea

Una transición a una dieta más saludable es más fácil de lo que piensas. Aquí hay seis pasos para empezar.

Febrero 8, 2017
Por Mary West

Noticias recientes

El veredicto se ha emitido durante mucho tiempo: la dieta mediterránea (MedDiet) tiene beneficios para la salud impresionantes que todos necesitamos. Si bien la privación y la abnegación están asociadas con algunos planes de alimentación, MedDiet está llena de variedad y sabor, ventajas que la hacen sostenible durante toda la vida. Aquí hay una guía simple que lo ayudará a pasar de la dieta estadounidense típica a este estilo de vida sumamente saludable.

1. Intercambiar grasas no saludables por unos saludables

No es tanto la cantidad sino el calidad de grasa dentro de una dieta que es importante. La mayoría de los aceites vegetales y margarinas del mercado son altamente procesados. Pueden contener ácido linoleico, una grasa que causa inflamación. Cambie estos productos por fuentes de grasas saludables de MedDiet, que incluyen aguacates, nueces, aceite de oliva y pescado graso.

2. Reemplace la carne roja con alimentos vegetales

Una comida típica estadounidense destaca la carne y relega las verduras a los platos de acompañamiento. Puede hacer la transición a MedDiet haciendo que las verduras, los cereales, los frijoles y las frutas sean la pieza central de una comida. El plan también contiene cantidades moderadas de aves de corral, además de pescado rico en ácidos grasos omega-3 como el salmón y el atún. Guarde la carne roja para un capricho ocasional.

3. Cambiar granos refinados para granos enteros

El pan blanco, la pasta blanca y el arroz blanco carecen esencialmente de nutrientes. Están altamente procesados ​​y se les ha despojado de fibra, proteínas, minerales y las vitaminas B que hacen que los granos sean tan saludables. En lugar de estos alimentos, coma pan y pastas 100% integrales junto con arroz integral. Adoptar la práctica mediterránea de incluir en la dieta cereales ancestrales como la quinua, el bulgur, el amaranto y el trigo sarraceno.

4. Optar por fruta sobre postre

La mayoría de los postres están cargados de azúcar, granos refinados y grasas nocivas, componentes dietéticos vinculados a diversas enfermedades. En lugar de tales platos, coma fruta fresca, que es abundante en fibra, enzimas y una gran cantidad de fitonutrientes que promueven el bienestar.

5. Intercambiar productos lácteos insalubres por productos lácteos saludables

MedDiet incluye cantidades moderadas de productos lácteos, pero haga selecciones acertadas. Come queso natural en lugar de queso procesado. Elija variedades naturales de yogur griego y yogur regular en lugar de aquellos que contienen frutas, azúcar agregada y otros ingredientes nocivos. El yogur es un alimento muy saludable, ya que contiene probióticos, que son bacterias amigables que nutren el intestino.

6. Intercambie comidas apresuradas por comidas pausadas

Se ha dicho que MedDiet es un estilo de vida más que un simple plan de alimentación. En lugar de preparar comidas apresuradas, saborea tu comida. Comer lentamente te permite estar consciente de las señales de saciedad y evita consumir más de lo necesario. Además, compartir una cena en torno a una mesa con familiares o amigos fomenta la comunicación y los lazos más estrechos.


Anuncio

Noticias relacionadas

Comentarios / Sugerencias