`La compañía de aceite de oliva más grande del mundo reporta una caída en las ventas

Europa

La compañía de aceite de oliva más grande del mundo reporta una caída en las ventas

Febrero 3, 2014
Julie mayordomo

Noticias recientes

Deoleo, el mayor embotellador de aceite de oliva del mundo, vio el valor de sus ventas caer a € 809 millones el año pasado, por debajo de casi € 829 millones en 2012 y € 961 millones en 2011, y espera alcanzar en el ámbito de € 800 millones esto año.

En un comunicado de prensa que contiene algunos detalles de sus resultados provisionales de fin de año, la empresa con sede en Madrid también informó que su EBITDA (ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización, un indicador amplio de la salud financiera de una empresa) para 2013 fue de € 80 millones ($ 100m), en comparación con € 88.3 millones el año anterior y casi € 73 millones 2011.

Una mejora considerable en el desempeño en el último trimestre del año había compensado parcialmente un pobre primer semestre, donde la volatilidad en los precios de fábrica excedió su precio, dijo. También destacó una reducción importante en su deuda neta, que se situó en € 472 millones al final del año, por debajo de € 624 millones en 2012 y € 1.5 mil millones al final de 2009.

Grandes esperanzas de nuevos productos.

Con respecto a sus ventas previstas de aproximadamente 800 millones de euros este año y un crecimiento en el EBITDA de más del 20 por ciento, Deoleo dijo que asumían una situación estable con respecto a la materia prima, la implementación completa del costo de sus medidas de contención, el aumento de las ventas gracias a nuevos productos "basado en la innovación ”, recuperación de volúmenes en mercados maduros, especialmente España, y crecimiento en mercados internacionales.

El CEO Jaime Carbó había dicho en noviembre que los nuevos productos, que llevarán la etiqueta Carbonell y se rumorea que incluyen un aceite de oliva mezclado con un omega 3-DHA, se lanzarán en enero. Un portavoz de Deoleo dijo la semana pasada que a pesar de que los productos aún no se habían lanzado, no había habido ningún cambio de plan. "El lanzamiento tendrá lugar a su debido tiempo ”, dijo.

La fidelidad se adueña de Deoleo.

Ebro Foods Deoleo también dijo en un aviso el 31 de diciembre a la CNMV, la agencia que supervisa el mercado bursátil español, que había recibido cartas de renuncia de dos miembros de su junta, los directores propietarios Antonio Hernández Callejas y José Barreiro Seoane, citando razones profesionales. Hernández es el presidente y Barreiro fue vicepresidente anterior de la junta del gigante arrocero Ebro Foods, que posee una participación del 9.3 por ciento de Deoleo. Hace unos tres años, el antiguo grupo de alimentos español SOS vendió su división de arroz a Ebro Foods antes de cambiar su nombre a Deoleo.

Los comentaristas del mercado de valores especularon que las renuncias fueron un precursor de que Ebro redujera su participación en Deoleo, que el año pasado encargó a JP Morgan que asesorara, entre otras cosas, sobre una reestructura financiera para mejorar su estabilidad financiera a largo plazo. . El 29 de enero, Fidelity International Ltd, con sede en el Reino Unido, compró con una participación del 1 por ciento y se dice que Ebro vendió recientemente casi el equivalente.

Comisión Europea solicitó intervenir sobre personal de Deoleo, cortes de plantas

Mientras tanto, el miembro italiano del Parlamento Europeo, Pier Antonio Panzeri (socialistas y demócratas) ha expresado su preocupación por la reestructuración en curso de Deoleo y las medidas de reducción de la deuda, que según él ya han visto una reducción importante en su fuerza laboral y número de plantas en Italia y España a pesar de Deoleo ocupando una posición dominante en la mayoría de los mercados de aceite de oliva en todo el mundo.

Al señalar primero que el sector del aceite de oliva es una piedra angular de la industria alimentaria italiana y española, Panzeri dijo que los cambios de la compañía "podría tener un impacto muy adverso en la industria alimentaria en el área mediterránea, en particular en la industria alimentaria italiana ".

En una pregunta escrita aún sin respuesta a la Comisión Europea, Panzeri pidió que la Comisión convoque conversaciones con la empresa y los sindicatos para abordar la situación.


Noticias relacionadas