`La dieta mediterránea es efectiva para bajar de peso, según un estudio

Salud

La dieta mediterránea es efectiva para bajar de peso, según un estudio

Marzo 6, 2014
Sukhsatej Batra

Noticias recientes

La obesidad, prevalente en el 35.7 por ciento de los adultos en los Estados Unidos, es un gran peligro para la salud porque aumenta el riesgo de enfermedades cardíacas, derrames cerebrales, diabetes tipo 2 y algunos tipos de cáncer, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Aunque la pérdida de peso puede ayudar a reducir el riesgo de estas enfermedades crónicas, cualquiera que haya intentado perder peso sabe que es una batalla cuesta arriba que se vuelve más difícil cuando se recupera el peso perdido.

Sin embargo, hay noticias alentadoras del mundo de la ciencia para aquellos en el viaje de pérdida de peso. Los investigadores de un estudio reciente encontraron que 89 sujetos obesos que siguieron tres variaciones de la dieta mediterránea, que se repitieron dos veces durante un período de 12 meses, no solo perdieron peso, sino que lograron mantenerlo.

En los primeros 20 días del estudio, los sujetos estaban en una versión cetogénica, o muy baja en carbohidratos, de la dieta mediterránea que proporcionaba solo 30 gramos de carbohidratos y 976 calorías, la mayoría de las cuales provenían de proteínas y grasas.

Durante esta fase de pérdida de peso, la dieta excluyó pan, arroz, pasta, yogurt, leche, alcohol, té y café; pero incluía el consumo ilimitado de carne de res, ternera, pescado, fiambres, aves, vegetales verdes cocidos y crudos, huevos, queso, té, café y comidas especiales de proteínas y fibra.

Para contrarrestar los efectos de una ingesta tan baja de carbohidratos, los sujetos también consumieron un extracto de hierbas que evitó la sensación de debilidad y cansancio, ayudó a mejorar el control glucémico y aumentó la secreción de bilis.

En la segunda fase del estudio, que también duró 20 días, los sujetos siguieron una versión baja en carbohidratos de la dieta mediterránea que proporcionó 91 gramos de carbohidratos y un promedio de 1,111 calorías. Al final de estas dos fases, los sujetos perdieron un promedio de aproximadamente 10 kilogramos.
Ver más: Beneficios para la salud del aceite de oliva
Durante los siguientes cuatro meses, los sujetos siguieron una dieta mediterránea normal, que proporcionó 261 gramos de carbohidratos y 1,800 calorías. Durante esta tercera fase, o mantenimiento, del estudio, los sujetos incluyeron todos los alimentos que conforman la dieta mediterránea: pan integral, pasta, trigo integral, arroz, papas, huevos, aves, pescado, carne, verduras, legumbres, frutas, aceite de oliva, leche entera y vino.

Anuncio

Después de completar cuatro meses con la dieta mediterránea, los sujetos pasaron por las tres fases del estudio una vez más: 20 días con una dieta cetogénica muy baja en carbohidratos; 20 días con la dieta baja en carbohidratos; y seis meses con la dieta mediterránea normal.

Los investigadores informaron que al final de los últimos seis meses del estudio, el peso promedio de los sujetos era de aproximadamente 84 kilogramos, 16 kilogramos menos que su promedio inicial original de 100 kilogramos. También hubo una disminución significativa en el porcentaje de grasa corporal de los sujetos al final del estudio.

La mayor parte de la pérdida de peso y grasa en los sujetos ocurrió durante el tiempo en las versiones muy bajas y bajas en carbohidratos de la dieta mediterránea. La buena noticia es que la mayoría de los sujetos no recuperaron el peso perdido durante las fases de pérdida de peso durante la dieta mediterránea normal.

Un beneficio adicional del estudio fue una disminución en los niveles sanguíneos de colesterol total, colesterol LDL, triglicéridos y glucosa al final del período de 12 meses.

Los resultados prometedores de este estudio brindan esperanza al 56 por ciento de los estadounidenses que intentan perder peso, y al 27 por ciento adicional que intenta mantener el peso, según las cifras informadas por la Fundación Internacional del Consejo de Información Alimentaria en 2013.

Sin embargo, los autores del estudio concluyen que el alto cumplimiento del plan de dieta en un 88 por ciento de sus sujetos fue responsable del éxito de este estudio. Los sujetos que no siguieron la dieta recomendada y volvieron a sus viejos hábitos alimenticios, recuperaron su peso perdido. Por lo tanto, lograr y mantener una pérdida de peso a largo plazo utilizando este patrón de tratamiento requiere un compromiso para adoptar la dieta mediterránea como un cambio de estilo de vida.


Noticias relacionadas